INTEL INVERTIRÁ 7.000 MILLONES DE DÓLARES EN INSTALACIONES DE FABRICACIÓN EN LOS ESTADOS UNIDOS

Madrid, 11 de febrero de 2009 – Paul Otellini, presidente y CEO de Intel ha anunciado que la compañía tiene previsto gastar 7.000 millones de dólares en los próximos dos años para construir instalaciones de fabricación en los Estados Unidos. Esta inversión financiará el despliegue de la tecnología de fabricación de 32nm de Intel, líder de la industria, que se utilizará para fabricar chips más rápidos y pequeños y que a su vez consumirán menos energía.

El compromiso representa la mayor inversión jamás realizada por Intel para un nuevo proceso de fabricación. “Estamos invirtiendo en América para mantener a Intel en la vanguardia de la innovación, señaló Paul Otellini. “Estas instalaciones de fabricación producirán la tecnología de computación más avanzada del mundo. Las capacidades de nuestras fábricas de 32nm son realmente extraordinarias y los chips que producen serán las piezas esenciales del mundo digital, generando retornos económicos más allá de nuestra industria”.

La inversión de Intel se realizará en sitios de fabricación existentes en Oregón, Arizona y Nuevo Méjico, y soportarán aproximadamente 7.000 puestos de trabajo altamente cualificados y remunerados –parte de una plantilla de Intel formada por más de 45.000 personas en los Estados Unidos. Intel, que genera más del 75% de sus ventas en el extranjero, realiza aproximadamente el 75% de su fabricación de semiconductores en los EEUU. Asimismo, alrededor del 75% del gasto en I+D de la compañía y sus inversiones de capital también se realizan en los Estados Unidos-.

La tecnología utilizada en el proceso de fabricación de Intel crea circuitos de chip de 32nm (32/mil millonésima de un metro) con estructuras a niveles atómicos, increíblemente pequeñas.

Los primeros procesadores de Intel que se fabricarán con esta tecnología tienen por nombre código “Westmere” y se usarán inicialmente en sistemas de sobremesa y portátiles de volumen. Westmere combina la última micro arquitectura de Intel de alto rendimiento (“Nehalem”) con capacidad gráfica integrada en el procesador. Como resultado, los fabricantes de ordenadores podrán aumentar el rendimiento y simplificar la fabricación del sistema. La destacada fabricación en 32nm y la buena trayectoria de los productos permiten a Intel acelerar la rampa de producción de Westmere que empieza en este 2009. Una amplía gama de productos de 32nm seguirán en 2010.

De hecho, Paul Otellini destacó la importancia de esta nueva tecnología y la inversión en el futuro en un discurso que se llevó a cabo en el Club Económico de Washington, DC. Además, Intel ofreció en un evento en San Francisco la primera demostración pública de un dispositivo basado en 32nm totalmente funcional, el primer procesador Westmere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario